Consejos para evitar la sensibilidad dental

Consejos para evitar la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es una sensación dolorosa temporal causada por la exposición de la dentina, parte interna del diente ante estímulos externos. Éstos pueden ser estímulos térmicos (alimentos o bebidas frías o calientes), químicos (sustancias dulces, ácidas, etc.) y/o táctiles (presión táctil, por cepillado, por instrumentos odontológicos, etc.) pero raramente  estarán asociados a alguna otra  enfermedad dental.

Es un problema habitual en las personas adultas, 1 de cada 7 la sufre, y si no se trata puede dificultar la higiene bucal diaria y consecuentemente derivar en otras patologías más serias como caries o enfermedades peridiontales.

Muchas personas no saben que es un problema que tiene solución, para el cuidado de los dientes sensibles te dejamos algunos consejos:

  • Realiza una buena higiene bucal diaria. Si cuidas tu boca correctamente, evitarás patologías que pueden derivar en sensibilidad dental.
  • Utiliza una pasta para dientes sensibles con agentes desensibilizantes que ayuda a proteger tus dientes de los estímulos externos y/o que a su vez, que incorpore componentes específicos que obturen los túbulos dentinarios y reparen el esmalte dental.
  • Haz uso de un colutorio específico para dientes sensibles, complementa la acción de la pasta y permite mantener los principios activos más tiempo en boca.
  • Cambia tu cepillo de dientes por uno de con filamentos suaves, para una higiene bucal delicada. Cepilla los dientes s cuidadosamente sin hacer más presión de la necesaria.
  • Toma una serie de medidas dietéticas, como evitar los alimentos ácidos (zumos o bebidas de naranja, manzana, yogurt, etc.), bebidas o alimentos muy fríos o calientes.
  • Corrige malos hábitos como el uso de palillos, cortar hilo con los dientes, fumar pipa y parafunciones como el bruxismo.
  • Consulta con tu odontólogo el tratamiento ideal para tus dientes.

Para combatir la sensibilidad dental, es muy importante aprender nuevos hábitos de higiene bucal diaria y ¡seguir con un buen tratamiento!

Si sufres de este problema no dudes en consultar en Clínica Dental Verona!